Boletines en Promo Tur
 

Leyendas Queretanas

leyendas de queretaro - la carambada - la llorona - chucho el roto - el callejon de don bartolo
 

LA CARAMBADA

 Leonarda Martínez  fue originaria de un pueblito de indios  llamado “La Punta” y cuyos vecinos, dicho sea de paso, siempre han tenido  fama de ser discípulos de Caco (ladrones). Vivió  en el apogeo de las revoluciones por las que el país tanto sufrió.  La carambada quedo huérfana a muy corta edad, y ella quedo a cargo de sus hermanas. Muy temprano se entrego a la crápula  y los vicios y por ende  no era extraño verla en sus excursiones nocturnas en compañía de los cacos, sacándole los caballos o bueyes de los ranchos vecinos.  La carambada era chaparra, demasiado trigueña, de ancha cara con una cicatriz en el carrillo izquierdo, de pelo negro y ojos vivarachos, gorda y de levantado pecho. De carácter jovial y franco, de un genio muy agudo, poco común en la gente de su clase. Muy atenta y de fino trato siempre que tenía  ocasión de tratar con gente decente, especialmente con las damas.  Vestía enagua corta de color chillante, saco corto con mascada cruzada sobre el pecho; rebozo fino del Valle: botín de bayo de rechino y tacón alto con adornos de hebillas  o seda; sombrero galoneado cuando montaba y en su cuello, orejas y manos, algunos dijes con relumbrones.

No había fiesta y feria en la que no se le encontrase con su cantina y baile o con una casa de prostitución o de  juego y siempre rodeada de amigos. Desde joven estaba rodeada de bandoleros y plagiarios, y muchas veces ella capitaneaba. En más de una ocasión  tuvo la oportunidad de tratar con altos funcionarios cuando se le hacía  instrumento de ruines venganzas y cuyo cometido se le pagaba a peso de oro y el cual era llevado a cabo de en medio del misterio de la noche. Eternamente fue la pesadilla de las guardas y rondas nocturnas, se le veía varias veces en el  banquillo de los reos. Pero algún acaudalado, obligado por sus servicios, lograba sacarla incólume mediante cierto desembolso. Un día Vicente Otero salió con la intención de aprender a Leonarda la cual encontró por la Capilla camino a Celaya, otero hizo fuego sobre ella y compañeros, solo logro coger a dos.. Leonarda también fue presa e inmediatamente allí mismo se le aplico la ley fuga,  horas después en burro fue llevada al hospital. Donde tuvo tiempo de confesarse con Dios antes de expirar. 

 

LA LLORONA

Existió una mujer llamada Rosalía, a quien le  toco un marido de costumbres depravadas, el cual en un arranque de celos, le dio muerte en unión de sus dos hijitos, y este era la causa de su penar.

Mas que correr, volaba a cierta altura del suelo, cubierta con un ropaje blando, descubierta la cabeza con su larga cabellera suelta y descompuesta, de esta manera atravesaba  la ciudad en pocos segundos. Esto aterrorizaba a la guarda nocturna que todas las noches eran  testigos de sus paseos y sus llantos. Tiempo después se descubrió que la llorona  no era más que un ladrón disfrazado de  mujer que se  cubría las piernas con un  armazón negro, para que a la hora de correr pareciera como si volaba por los aires.

Al ser detenido en una de sus fechorías, confeso todos, su principal motivo de disfrazarse como la Llorona era aterrorizar a los guardas y así poder hacer sus fechorías, sin que nadie le estorbase. Llevado a los tribunales declaro de liso en llano ser ladrón, valiéndose de su estrategia para cometer sus fechorías, sentenciado a  seis años de prisión. Después de su captura los espantos y gemidos cesaron.

 

EL SR. MARQUÉS DE LA VILLA DEL VILLAR

 Un queretano que hizo el  bien sin miramientos fue el Sr. D. Antonio de Urrutia y  Arana, Marqués de la Villa del Villar del Águila, será recordado  eternamente por hacer  un bien tan discretamente acertado. Este beneficio general fue la introducción del agua potable  en esta ciudad.

Nació en el Valle e Llanteno (España) en la Villa de Arceniega provincia de Älava, el día 30 de noviembre de 1670, sus piadosos padres lo educaron piadosamente instruyéndolo en todo lo concerniente a nuestra santa religión. Fue casado con la queretana Da.  Josefa Paula Guerrero Dávila Fernández del Corral. Heredo de su  tío el Sr. D.  Juan Urrutia Retis, el marquesado y señorío.

Hizo muchas  obras  benéficas para  la ciudad de Querétaro, una de ellas el  acueducto de esta ciudad, el cual  fue ideado y ejecutado por él personalmente y para el cual dio de su propio caudal la cantidad de $ 88,287, careciendo de un puente para atravesar el rio y comunicarse con la otra banda, creo un puente de cantera llamado el Puente Grande. En la huerta del convento de la Santa Cruz fabrico a sus expensas un grande estanque para beneficio de la comunidad el  cual también se conserva. Dio $200 para la introducción  del agua al convento de los PP. Carmelitas, salió personalmente con el prior de Santo Domingo a colectar limosnas en las tiendas y plazas para la introducción del agua al mismo convento. En las Capuchinas hizo a sus expensas fuentes, lavaderos y un estanque  que  todavía existe.

Murió el día 29 de agosto de 1743 habiendo recibido los santos sacramentos  y hecho el testamento. Su cuerpo estuvo depositado en la iglesia de Santo Domingo  donde recibió sepultura.

El famoso acueducto  fruto de la abnegación del Marqués de la Villa del Villar del Águila, se comenzó en la alberca, sita en las afueras del pueblo de la Cañada, a distancia de 8 kilómetros de esta ciudad, el día 26 de  diciembre de 1726 y se concluyo en la caja del agua que está en el miro del convento del Colegio Apostólico de la Santa Cruz el 25 de  octubre de 1735. El costo  total del  acueducto  asciende a  $124,791,00. El muro que  circunda la alberca mide 167 mts. 20 cm. Y dos 2.5 de altura. En este recinto hay dos depósitos de agua de los que el mayor tiene 4,20 mts. De profundidad  y en menos 5,50 mts.  La arquería consta de 72 arcos, cuyos pilares tienen en sus cimientos 29,60 metros  en cuadro y 17,70 de profundidad, se  elevan sobre el suelo 28,42 mts.  Se hizo una estatua al Sr. Marques ubicada en  la Plaza de Armas hecha  de metal. , el monumento más antiguo que se conoce del Sr. Marques es una estatua de cantera que existe en la cruz en la huerta del convento, la cual  fue levantada por los religiosos, en memoria del  beneficio que aquella comunidad recibió en el estanque que  dicho Sr. Marques hizo a sus expensas, introduciendo en el convento una cantidad del  precioso liquido.

 

CHUCHO EL ROTO

Eran los años 1884 y 185 y la sociedad se hacía conjeturas sobre el origen de algunos robos que no dejaban huella alguna.

Jesús Arriaga “chucho el roto” era un señor que por la mañana aparentaba ser de alta sociedad, y por las noches robaba tomando diferentes personalidades.

“Chucho el roto” no robaba hasta no tener sus proyectos matemáticamente arreglados.

Nadie sospecho de él debido a su astucia al hacer amistad con sus víctimas, se dice que siempre robó a los ricos y que fue caritativo con los verdaderamente necesitados; así como que jamás hirió ni asesinó a nadie.

 

EL CALLEJÓN DE DON BARTOLO

A la mitad del siglo XVII vivía en nuestras calles céntricas Bartolo Sardanetta a quien llamaban el segoviano, un hombre rico quien se conocía por tener de ama de casa a su hermana.

Don Bartolo vivía con holgura y desahogo debido a que era prestamista. Poseía algunos terrenos y casas, muchas de ellas quitadas a necesitados.

Nadie se atrevía a rumorar de él, el día de su cumpleaños daba entrada a su casa a varios reverendos que le dispensaban amistad refiere la tradición que cada año a la hora del brindis decía “brindo por la señora mi hermana, por mi anima y por el 20 de mayo de 1701”. Al llegar ese día cuenta la leyenda que nadie más supo nada de él. Se dice tenía un pacto con el Diablo.

LA CASA DE LA ZACATECANA

 La casa núm. 6 de la última calle de “La Flor Alta” estuvo muchos años inhabitada porque por ella corrían historias de espantos y sucedidos.

Allá por los años cincuenta del mismo siglo llegó una pareja acomodada de Zacatecas, según dicen el barón era dueño de algunas acciones de minas en su terruño.

Después de haber comprado la casa referida y dándole una buena renovada, se les veía siempre paseando juntos, vestían correctamente y al parecer muy amables.

Repentinamente al rico minero desapareció su esposa la Zacatecana refería que su marido había ido a su tierra a ver sus negocios, entre la servidumbre se rumoraba que una noche la Zacatecana mandó asesinar a su marido y en seguida al asesino de este, enterrando a los dos en la misma casa, sin esperar lo que el destino le tenía preparado…





Fuente: PromoTur Querétaro
Fecha:
Noticias relacionadas con: leyendas de queretaro - la carambada - la llorona - chucho el roto - el callejon de don bartolo

Nuestros Servicios Turísticos.

Contamos con gran cantidad de servicios turísticos para que disfrute Querétaro al Máximo, desde: Turismo para grupos, Teatro Turístico, Recorridos a la Sierra Gorda, Tours en el Centro Histórico de Querétaro, Ruta de la Independencia, Guanajuato y sus Leyendas, hasta un Talonario para un viaje bien programado. [+] info


Encuesta PromoTur
¿Ya conoces las Tertulias Conventuales? Contáctanos para darte una promoción
No
Si


Ver resultados

Promociones !!
      VER TODAS LAS PROMOCIONES





FaceBook Twitter